Cultivo de células madre y de organoides

Uno de los retos del cultivo de células es mantener la viabilidad celular y alcanzar una diferenciación eficaz. Ha quedado demostrado que la gelatina es un material donde las células madre pueden crecer y diferenciarse con facilidad (Nikkhah, et al., 2016). No obstante, la presencia de endotoxinas en los biomateriales puede afectar de manera negativa la viabilidad y la diferenciación de las células madre, incluso en presencia de trazas de endotoxinas (Nomura, et al., 2018 y Lieder, et al., 2013). Se ha descubierto que unos niveles de endotoxinas superiores a 0,05 UE/ml inhiben la diferenciación de los osteoblastos (Kadono, et al., 1999) y la proliferación de las células madre hematopoyéticas (Rinehart, et al., 1997).

Asimismo, para las aplicaciones de los órganos en un chip –por ejemplo, para detección de la toxicidad–, unos niveles bajos de endotoxinas son fundamentales pues estas pueden provocar comportamientos celulares no deseados y alterar los resultados funcionales (Tarrant, 2010).

¿QUIERE MÁS INFORMACIÓN?

Lea nuestro póster científico  sobre la «Influencia de la esterilización en autoclave de la gelatina en las propiedades físicas y los niveles de endotoxinas y la influencia de los niveles de endotoxinas sobre la actividad celular endotelial».

En un poster reciente (Vanhoecke y Olijve, 2018), se analizó la influencia de la esterilización en autoclave de la gelatina y de los niveles de endotoxinas en la actividad celular endotelial. El objetivo de este estudio era establecer la influencia de la esterilización en autoclave de la gelatina en las propiedades físicas y los niveles de endotoxinas. Asimismo, se analizó la influencia de las endotoxinas en la viabilidad celular de una línea de células endoteliales sensible a las endotoxinas.

Descubra cómo X-Pure está contribuyendo a la formulación parenteral y a la hemostática