Funciones de la gelatina

La gelatina Rousselot® es un ingrediente polivalente que ayuda a facilitar la formulación y fomentar la innovación. Sus propiedades gelificantes, espumantes, emulsionantes y aglutinantes se complementan con otras muchas características que la convierten en un ingrediente insustituible en muchas aplicaciones, ya sean farmacológicas, alimentarias o nutricionales.

 

GELIFICANTE

Lo que realmente hace que la gelatina sea única en términos de funcionalidad es su poder gelificante termorreversible. Una fórmula basada en gelatina cuaja al enfriar y se licúa cuando vuelve a calentarse. Esta transformación tiene lugar con rapidez y puede repetirse sin que tengan lugar cambios significativos en sus características. Una característica específica de la gelatina es el denominado valor de Bloom, un valor que indica el poder gelificante de la gelatina. Ofrecemos una amplia gama de gelatinas con valores de Bloom comprendidos entre 75 y 300.

La gelatina se funde a una temperatura similar a la temperatura corporal. En los productos alimenticios, el resultado es una sensación en boca excelente, además de una liberación intensa del sabor. Estas propiedades hacen que la gelatina resulte ideal para fabricar caramelos de goma y nubes, pero también para otras aplicaciones como las cápsulas farmacológicas.

ESPUMANTE

El espumado se refiere al proceso por el cual una pequeña masa de burbujas pequeñas se forma en una sustancia líquida o sólida. Este proceso se conoce también como dispersión coloidal de un gas en un medio líquido o sólido.

CAPACIDAD PARA FORMAR PELÍCULA

La capacidad para formar una película se refiere al proceso que convierte una solución líquida o una dispersión líquida en una lámina (semi) seca continua, cohesiva, plegable y fina del material disuelto o disperso, denominado película. Esta propiedad se utiliza en la fabricación de cápsulas y microcápsulas. También se usa como cobertura, por ejemplo, en la fabricación de golosinas.

ESPESANTE

La textura se refiere a la consistencia del producto final. La gelatina ayuda a los expertos en formulación a obtener la textura deseada, haciendo que su producto sea más blando o duro.

FIJACIÓN DEL AGUA

Nuestras gelatinas tienen la capacidad para fijar el agua, preservando así la integridad de su producto. Este fenómeno está asociado a la afinidad de la gelatina con el agua. La gelatina se hincha y fija hasta 10 veces su peso en agua. Su capacidad de retención de agua ayuda a evitar la exudación y, en consecuencia, la sinéresis en, por ejemplo, las aplicaciones lácteas. También convierte a la gelatina en el ingrediente de referencia en los alimentos bajos en grasa, donde parte de la grasa se sustituye por agua.

EMULSIONANTE

Emulsionar es el proceso que convierte dos líquidos inmiscibles (al menos parcialmente) (normalmente aceite y agua) en una dispersión de gotitas de un líquido en el otro.

ESTABILIZANTE

Las características físico-químicas de la gelatina y su concentración en la aplicación final crean un sistema perfectamente estable capaz de ampliar significativamente la caducidad del producto en cuestión.

ADHESIÓN

La gelatina permite que los ingredientes o componentes se aglutinen, sea cual sea la aplicación.

CLARIFICANTE

El proceso de clarificación consiste en la formación de un precipitado en bebidas, que absorberá los componentes naturales causantes de la turbidez al depositarse en el fondo.

¿Sabía que...?

QUÉ DICEN LOS CONSUMIDORES SOBRE LA GELATINA
MÁS DE UN 85 % DE LOS CONSUMIDORES SE MUESTRAN NEUTROS O POSITIVOS SOBRE LA GELATINA

Innova market research - Australia, UK, US – 2016