Salud ósea

Los huesos son tejidos vivos sujetos a un proceso de remodelación, importante para mantener su equilibrio, garantizar una densidad óptima de la masa ósea y evitar fracturas a lo largo de nuestras vidas. El colágeno proporciona el marco orgánico en huesos sobre el cual se depositan los minerales y también es responsable de la fortaleza y la flexibilidad ósea.

El calcio, la vitamina D y las proteínas son nutrientes esenciales para la salud ósea. El colágeno resulta esencial para mejorar la flexibilidad ósea, lo que ayuda a los huesos a absorber el impacto. Como proteína pura, los péptidos de colágeno Peptan colaboran con el calcio y la vitamina D para reforzar la salud ósea.

En una encuesta realizada por el Council for Responsible Nutrition (Consejo para una nutrición responsable) de EE. UU., se descubrió que el 29 % de los encuestados toman complementos para mejorar su salud ósea, un 36 % de los cuales tenían una edad superior a 55 años. El público más joven también intenta proteger sus huesos de manera preventiva: la encuesta señalaba que el 17 % de los encuestados tenía una edad comprendida entre los 18 y los 34 años y un 31 % entre 35 y 54.

Los complementos con péptidos de colágeno pueden fortalecer los huesos, tal y como se demuestra en multitud de ensayos in vitro, in vivo y clínicos1,2,3,4. La investigación realizada sobre Peptan muestra que los péptidos de colágeno pueden estimular la producción endógena de colágeno en el tejido óseo, activando los osteoblastos (células de formación ósea) e incrementando la firmeza y el tamaño de los huesos.

Restauración de la densidad mineral ósea

En un estudio in vivo4, se utilizó un modelo establecido que imita la pérdida de masa ósea (osteopenia) en mujeres postmenopáusicas (Ovx) para investigar el efecto del uso de complementos de Peptan: el grupo experimental (Ovx + Peptan) recibió una dosis diaria de Peptan durante 3 meses, además de una dieta normal (con niveles adecuados de calcio, proteínas y vitamina D). El grupo Ovx y de control solo recibieron una dieta normal.

  • El tratamiento con Peptan restauraba la densidad mineral ósea (DMO) en el grupo experimental hasta niveles normales. Por el contrario, el grupo de control presentaba una DMO reducida.

Mejora de la fortaleza ósea

El mismo estudio anterior también investigó la microarquitectura y fuerza de los huesos y pudo demostrar lo siguiente:

  • El tratamiento con Peptan incrementa la fortaleza ósea en comparación con el grupo de control.

Estimulación de los osteoblastos (células óseas)

Los mecanismos subyacentes de los beneficios de Peptan para la salud ósea son bien conocidos. A modo de ejemplo, se comparó Peptan con una proteína de control en el estudio in vitro4 siguiente: se realizó un cultivo de células óseas primarias en presencia de Peptan durante 2 semanas.

  • El tratamiento con Peptan favorecía la formación de células que conforman los huesos (osteoblastos) y estimulaba su actividad. Por el contrario, se eliminaba la presencia de células que reabsorben los huesos (osteoclastos). La proteína de control (ASB) no mostró el mismo efecto.

El efecto positivo de Peptan en la remodelación ósea

En el estudio in vivo sobre el metabolismo óseo5 que hemos publicado recientemente y realizado en colaboración con el INRA en Francia, se demostraba que Peptan estimulaba el proceso implicado en la formación de masa ósea e inhibía la formación de células totalmente funcionales que descomponen la masa ósea. Los péptidos de colágeno Peptan de materias primas de diferentes orígenes (bovino, porcino, pescado) mostraban beneficios comparables. Estas conclusiones demuestran con claridad que los péptidos de colágeno Peptan trabajan en ambos lados de la balanza –reforzando la formación ósea y reduciendo su descomposición– para mejorar la salud ósea general.

 

Mención legal

Rousselot no representa o garantiza, expresa o implícitamente, la exactitud, fiabilidad o integridad de la información, ni asume ninguna responsabilidad legal, ya sea directa o indirecta, de cualquier información. El uso de esta información estará bajo responsabilidad y riesgo de quien la utilice. Nada de lo que aquí se expresa libera al que use esta información de llevar a cabo sus propias determinaciones de idoneidad y pruebas, ni de su obligación de cumplir con todas las leyes y regulaciones aplicables y observar todos los derechos de terceros. Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Siempre debe consultar al médico cuando se utilice el producto junto con tratamientos, dietas o programas de fitness. Los usos y reclamos de los productos de Roussselot recomendados en este libro deben adaptarse a las regulaciones en curso del entorno local. Esta declaración no ha sido evaluada por la Food and Drug Administration (FDA).